top of page

UN NEGOCIO DE CONSTRUCCIÓN NO PODRÁ CRECER SI COMETE ESTE ERROR


Se trata de un error bastante común a nivel empresarial, que afecta a distintos tipos de negocios, no solamente en el sector de la construcción. Pero cuando se presenta en nuestro rubro, debido a la compleja naturaleza del negocio de la construcción, este error, se vuelve como un cáncer que es muy difícil de tratar y que al mismo tiempo pone en peligro la salud y existencia de la empresa. Básicamente produce un estancamiento como el que puede causar el lodo a la llanta de un vehículo y tarde o temprano puede traer graves consecuencias para el negocio e incluso para la salud y felicidad de los propietarios y gerentes de empresas de construcción. Hablamos de lo siguiente: Perder de vista el objetivo o razón por la que la empresa nació. No se trata de los objetivos ligados a la misión o visión de la empresa. Hablamos de la verdadera razón inicial de crear una empresa… Es evidente que el objetivo o razón principal de cualquier persona o grupo de personas que deciden crear un negocio es: obtener beneficios económicos y tener una mejor calidad de vida. Lastimosamente debido a las circunstancias de las que depende el negocio de la construcción, es bastante común que de forma obligada y sin saberlo: ese objetivo o razón se pierde de vista y termina siendo desplazado. Básicamente, en la práctica, el objetivo pasa a ser otro… Una gran cantidad de empresarios del sector de la construcción dejan de pensar en la razón inicial y pasan sus días preocupados o enfocados exclusivamente en lograr mantener a la empresa trabajando y funcionando. Ya no piensan en lo mencionado al principio, ahora es más importante sostener el negocio, ganar nuevos proyectos, tener la maquinaria trabajando, cumplir compromisos a tiempo, poder cumplir con las metas, etc. Y “ese”, mi estimado lector… no era el plan. Nadie en su sano juicio piensa lo siguiente: A ver.. haré una empresa de construcción y con ella tengo planeado llevar una vida en la que pase estresado y agobiado por la falta de proyectos, por los altos costos, por la crisis, etc. Nadie… de hecho, ni alguien en estado de ebriedad, creo que tendría ideas de ese tipo… simplemente nadie piensa así y nadie planea una vida así. Para eso es mejor no comenzar nada… mejor te buscas empleo en alguna multinacional y listo ¿no? Para nada… Evidentemente quien decide abrir un negocio, es un emprendedor y trae sangre fuerte, alma y corazón poderoso que lo hace aspirar a más… precisamente por eso es que deciden dar el salto. El problema es que cuando ya están disfrutando de los beneficios del negocio, cuando las cosas van bien, cuando no hay problemas en la economía, cuando los ingresos se mantienen mes a mes… en la mayoría de casos, los propietarios o directores de empresas de construcción, adquieren cierto grado de comodidad que les ocasiona un terrible daño: dejan de innovar y es en ese momento en donde comienza la odisea. Cuando la cantidad de clientes baja, cuando las ventas están mal, cuando la economía presenta dificultades, etc. Es cuando comienza la etapa en donde “tu bebé” es decir, tu empresa… se apodera de ti y te convierte en un esclavo. Ese esclavo olvida por completo el propósito real de haber comenzado con el negocio y termina totalmente estancado, teniendo como propósitos nuevos, los que ya hemos comentado. Esto es lo que dificulta el crecimiento de una gran mayoría de empresas del sector. Están tan ocupados sobreviviendo y trabajando en el día a día, que no tienen ni el tiempo ni la capacidad de enfocarse en la implementación de estrategias que hagan crecer al negocio. Entonces… ¿cómo evitarlo? o ¿cómo salir si ya te está pasando? Si no te encuentras en esa situación y quieres evitar caer en la misma o si precisamente está situación describe tu negocio o te describe a ti… la forma de solucionarlo es la misma… Desde el momento que entramos al negocio de la contrucción, hay que tomar cartas en este asunto, porque este rubro o sector como perfectamente sabes, tiene muchos “factores de dependencia” que permiten o no, alcanzar el crecimiento. Hay que cambiar muchas cosas… Ya estamos montados en el caballo… hay que “jinetear”, ¡pero hay que hacerlo bien! Tienes que actuar con inteligencia y enfocarte en solventar todas las situaciones problemáticas que hacen que tu empresa se encuentre estancada o que pueden provocarlo si por ahora todo marcha bien en tu caso. A continuación te compartimos una lista de las cosas más importantes que tienes que tomar en cuenta: 1 – Debes aplicar la delegación en todo lo que puedas. Esto te permitirá tener tiempo para pensar en aspectos de mejora del negocio. 2 – Debes mantener siempre ese olfato que en un inicio te llevó a abrir el negocio, esto te permitirá tener siempre los ojos abiertos ante nuevas oportunidades de crecimiento. 3 – Dale una especial atención al mercadeo y a la publicidad, no lo veas como algo secundario o poco importante. 4 – Debes pensar en reinvertir utilidades, no para la empresa y su funcionamiento como tal, sino para posibles nuevas líneas de negocio afines en las que puedas entrar con tu infraestructura y equipo humano actual. 5 – Debes seguirte capacitando o capacitar al personal clave en otros ámbitos de la construcción, deja de limitarte exclusivamente a lo que haces… ¡la construcción es amplia! Esto te puede permitir lanzar líneas de negocio secundarias en el futuro. 6 – Investiga mucho sobre negocios similares al tuyo en otros países. Mira que hacen, dale un vistazo a sus sitios web… si bien es cierto son mercados diferentes y no todo es aplicable, algunas cosas si. Esto te permitirá traer ideas aplicables a tu mercado. Para que te hagas una mejor idea, en mercados de primer mundo, muchas empresas de construcción han encontrado la solución a sus problemas enfocándose primordialmente en el lanzamiento de nuevas líneas de negocio afines. Es curioso, pero en algunos casos, esas líneas de negocio adicionales, han llegado incluso a ser más rentables que el negocio principal de la empresa. Oportunidades hay y muchas… buscalas!

14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page